Del 12 de Junio al 18 de Agosto
Horarios y Tarifas
  • Lunes a sábado
    10 a.m. a 5:30 p.m.
  • Domingos y festivos
    10 a.m. a 4:30 p.m.
  • Visítenos »
El artista Rosemberg Sandoval delante de su obra Mapa roto - Antioquia.

Rosemberg Sandoval

AA

Antioquia Apuñalada

Con una visión marginal al mapa cartográfico del departamento, Rosemberg Sandoval participa en la exposición Antioquias. Diversidad e imaginarios de identidad.

Este artista, que nació en Cartago, Valle, se formó en la Escuela de Bellas Artes de Cali y en la Universidad del Valle, donde se ha desempeñado como profesor del Departamento de Artes Visuales. Ha exhibido en Argentina, Brasil, Ecuador, España, Italia, México, República Checa, Suiza y Colombia. Su obra hace parte de las colecciones Daros de Zurich, Prometeo de Italia, y los museos de arte moderno de Bogotá, Cali y Cartagena, así como La Tertulia de Cali.

– ¿En qué consiste Mapa roto – Antioquia, la obra con la que participa en esta exposición?

El fundamento de la obra es, básicamente, apuñalar la tierra. Es un dibujo hecho con puñal sobre papel y muestra la cartografía rota del departamento. Es una geografía imprecisa, no hay nada fijo, es una cartografía inventada y casi desecha. Está fundamentada en los sitios del Nororiente del país que tienen desplazamiento de indígenas hacia otros lugares por efecto del narcotráfico, de los paramilitares o del mismo estado. Hago una revisión del lugar desde una óptica marginal.

– La exposición hace una revisión del imaginario de identidad antioqueño, ¿cuál cree que es hoy ese imaginario?

Identidad antioqueña nunca hubo ni habrá, eso es un mito. De una u otra manera ha servido para buscar, de pronto, más hegemonía en el país a partir de Antioquia. A nivel cultural, pienso que todos los lugares del país son importantes, todos tienen mitos y todos son relevantes.

– ¿Qué opina del planteamiento de la exposición Antioquias. Diversidad e imaginarios de identidad? 

La veo importante en cuanto al montaje que hicieron los curadores, esa confrontación de muchos tiempos en un solo espacio, que es el Museo. Pero, para mí, es una visión totalmente conservadora. Eso lo digo porque, cuando un artista como Rosemberg llega al tope de trabajar con cadáveres, con mugre, con sangre y con orines, todo lo comienza a ver “neo rosa” y trasnochado. De todas maneras es interesante porque se hizo y yo respeto mucho el grupo curatorial que la montó.

Patrocinan
EPMFundación Fraternidad MedellínGobernación de AntioquiaMinisterio de CulturaPublik
Apoyan
Art HotelCas MobiliarioEafitEfectimediosMelborpMetro de MedellínAlcaldía Medellín Oficial
  • Memorias
  • Contenidos Relacionados