Del 12 de Junio al 18 de Agosto
Horarios y Tarifas
  • Lunes a sábado
    10 a.m. a 5:30 p.m.
  • Domingos y festivos
    10 a.m. a 4:30 p.m.
  • Visítenos »

Juan Arturo Piedrahíta

AA

La identidad en el punk

Con una instalación que contiene música, casetes, fanzines y afiches sobre el punk de los años 80 y 90 de Medellín, el artista  Juan Arturo Piedrahíta reflexiona sobre una identidad local que creció al margen de lo establecido por la tradición antioqueña. Su reflexión fue una de las propuestas participantes en Antioquias. Diversidad e imaginarios de identidad.

Después de su estancia en el Museo, este maestro en artes plásticas de la Universidad de Antioquia, magister en estudios y proyectos de cultura visual de la Universidad de Barcelona, y master en gramáticas del arte contemporáneo de la Universidad Autónoma de Barcelona, llevará esta instalación al Centro Empresarial Aburrá Norte de la Cámara de Comercio, en el municipio de Bello.

La apertura de “A la sombra de la primavera, una exposición sobre la construcción de visualidades identitarias en el punk de los años 80 y 90 en Medellín”, nombre que recibe la muestra, será realizada el 22 de agosto a las 7:00 p.m., con un concierto de Señor Naranjo. La exhibición será una ampliación de la propuesta de Piedrahita para Antioquias, en la que habrá documentales y conversatorios sobre este tema.

¿En qué consiste la instalación “Parias y malditos, visualidades identitarias del punk de los años 80 y 90 en Medellín”, con la que usted participó en Antioquias?

El proyecto era algo que tenía en mente, quería trabajar con todo el material que tenía de archivo sobre el punk, además de tratar de recopilar más. Cuando me invitaron a Antioquias me pareció una oportunidad idónea para encajar ese material dentro de un marco cultural que por lo general había tenido al margen este tipo de expresiones.

Básicamente, lo que hago es recopilar elementos visuales y sonoros de una cultura, el punk, que creció paralela a la cultura tradicional de la ciudad. Es algo que formó otra identidad de Medellín, que estuvo escondida y subterránea.

Cuando me contaron de la revisión a la identidad antioqueña que hacía la exposición, quise mostrar esa otra formación de identidad, que cuestionaba los pilares de la “raza paisa”: la familia, la tradición, la propiedad y lo religioso. La construcción del punk desde los años 80 hasta finales de los 90 debatió las directrices hegemónicas que estaban establecidas.

¿De qué manera los objetos de la instalación dan cuenta de esa identidad?

Contrario a las exposiciones que se han hecho sobre el punk, yo no pretendía hablar con los objetos, como el antropólogo que va a un sitio y da su visión desde afuera. Yo quería poner los objetos a que hablaran por sí mismos, mostrar las canciones que hablan de la ciudad podrida, que contradicen todo ese imaginario de orgullo.

¿Cómo es el movimiento punk en Medellín?

Desconozco un poco cómo está toda la movida ahora, pero antes estuve bastante involucrado.  Revisándola en este momento encuentro varias cosas que nunca me planteé.

Hay elementos que fácilmente sirven para entender la ciudad de cierta manera. El intercambio de música en esa época hacía que se transgredieran las fronteras de los barrios, los círculos sociales cercanos, como el colegio, la universidad. Las fronteras dejaban de existir un poco porque a través de esa búsqueda de música se conocía gente de sitios ubicados en la otra punta de la ciudad, se generaba una red de enlaces.

Me interesa mucho la manera en que se hacía antes el punk, era muy espiritual, no en un sentido trascendental, sino en que lo que se hacía tenía mucho espíritu, se hacía con el corazón, toda esa  música obedecía a un interés, a una necesidad de decir algo, de decirlo fuerte, y este era un buen canal para hacerlo.

¿Qué piensa del planteamiento de la exposición?

Cuando me llegó la invitación a una exposición que se llamaba Antioquias tuve un reparo grande. Dije: “Mmm, bueno, va a ser más de ‘Horizontes’, más de la misma construcción de lo paisa, de perpetuar el discurso”. Pero cuando me contaron la idea de la revisión crítica a la historia, cuando vi la tesis de Juan Camilo Escobar de la construcción de identidad, de cómo se va formando este concepto, me pareció muy interesante.  La exposición encaja perfectamente con el trabajo que estaba pensando. Es una mirada crítica a una construcción de identidad que deja por fuera una cantidad de elementos diversos. Me gustó mucho la manera en que se pusieron a dialogar obras clásicas con obras contemporáneas.

 

Patrocinan
EPMFundación Fraternidad MedellínGobernación de AntioquiaMinisterio de CulturaPublik
Apoyan
Art HotelCas MobiliarioEafitEfectimediosMelborpMetro de MedellínAlcaldía Medellín Oficial
  • Memorias
  • Contenidos Relacionados
Video
Exposición "Antioquias. Diversidad e imaginarios de identidad"
Galería de Imágenes
Todo Noticias Eventos El Citófono Simposios Exposiciones El Museo
Año Mes