Pensando la investigación en Residencias Cundinamarca.

AA

Cuando se concretó la invitación al Laboratorio Urbano para participar de Residencias Cundinamarca, quedó claro que los tres grupos que componían el concepto de esta forma de Laboratorio, debían tener tareas concretas en función del lugar. Para el equipo de trabajo de Arte y Documento fue obvio que su función debía consistir en levantar la mayor cantidad de información útil para el equipo de trabajo, y con ese mismo material, crear una serie de documentos que permitieran comprender un poco mejor la complejidad en la que habríamos de estar inmersos. Solo partíamos de una base: los datos emitidos referentes a la zona eran emitidos principalmente por la oficialidad y los datos que allí se quedaban consignados muy posiblemente presentaban sesgos, dada la naturaleza de quien emitía la información disponible.

Esta realidad fue la que permitió que establecieramos un método que, desde una visión integral, ayudará a comprender la compleja situación sin que por ello se tuvieran que implementar una serie de estructuras para hacerla efectiva. Así comenzamos a trabajar en el proyecto Pregunte por lo que no vea desde las Cartografías de Controversia.

Cartografías de Controversia es una técnica de investigación colectiva que se basa en observar y describir, no como dos procesos autónomos, sino como una relación continua que  necesita de dicha distinción para permitirle a los investigadores establecer rutas de clasificación integradas a aquello con lo que se interactúa sin caer en la importación de modelos que prefiguren lo investigado. Su minimalismo teórico y metodológico permite que lo observado sea quien construya los argumentos de su propia controversia.

Esta simplicidad invita a los investigadores a utilizar recursos diversos para emprender los contactos de su investigación. Todos los medios son adoptables, puesto que permanecer con una mirada es fundamental para comprender un entorno complejo.  Por otro lado, se sobreentiende que esta relación, por amplia de criterio que es, construye en el investigador una mirada, y al hacerlo se acepta que el método no puede ser objetivo en sí mismo, a menos que el investigador comprenda que debe multiplicar los puntos de vista para lograr construir una imagen de aquello que observa. Cuando el investigador acepta esta posibilidad, debe reconocer entonces que SU mirada no es tan relevante, que la mirada del actor que hace parte de la controversia que va formando.

 

 

Habiendo establecido estas reglas mínimas de trabajo salimos a la calle, a observar qué pasaba y podía pasar.

 

Compartir
Publicado: Noviembre 7/2017
Todo Noticias Eventos El Citófono Simposios Exposiciones El Museo
Año Mes