Del 17 de Mayo al 13 de Agosto
Horarios y Tarifas
  • Lunes a sábado
    10 a.m. a 5:30 p.m.
  • Domingos y festivos
    10 a.m. a 4:30 p.m.
  • Visítenos »
Manglares, bohíos y cemíes
AA

Del texto Taínos: arte del pasado. Tesoros para el presente, de Rafael Emilio Yunén y José M. Fernández Pequeño.
Síntesis por Nydia Gutiérrez, curadora Jefe del Museo de Antioquia

Esta exposición en el Museo de Antioquia es una versión, con algunas modificaciones, de la exposición anterior titulada Tesoros del arte Taíno, organizada por el Centro Eduardo León Jiménez y expuesta en el Instituto Valenciano de Arte Moderno, IVAM, en España, en 2012.  Como antecedente, es importante anotar el punto señalado por Yunén y Fernández acerca del poco interés, por parte de la historiografía y la investigación académica hasta el siglo XIX, en el estudio del legado cultural de las sociedades taínas del archipiélago antillano; y la paradoja posterior, también señalada por los autores, del acento otorgado a la contribución del componente indígena a lo caribeño en detrimento de la rica diversidad cultural constitutiva de estas culturas.

“A partir de una visión romántica y nostálgica que parecía otorgarle el justo reconocimiento a los permanentemente olvidados taínos. No obstante, en el fondo, esta visión también escondía la intención de negar el determinante peso que lo africano ha tenido en la conformación de las culturas caribeñas. Ambas negaciones, la indígena y la africana, distintas en sus procedimientos y circunstancias, son parecidas por su esencia racista y por sus objetivos de discriminación y exclusión social y cultural”, señalan los curadores.

La exposición ofrece una perspectiva amplia del universo taíno a través de algunas piezas precolombinas y reproducciones de imágenes de esa época, junto a un par de obras de arte y diversas fotografías contemporáneas que, acompañadas por objetos de uso cotidiano actual y algunos recursos gráficos, permiten dar cuenta de los valores alcanzados por las prácticas de producción simbólica de una sociedad cuyo patrimonio pervive como un componente fundamental de la cultura caribeña, como legado de “un colectivo social en diálogo continuo y enaltecedor con su medio ambiente”.